Salud

Según estudios, fumar cannabis no afecta un trasplante de hígado

Varias investigaciones sugieren que el consumo de cannabis no representa riesgos adicionales en el caso de un trasplante de hígado u otros órganos

Es bien sabido que todas las personas que se someten a un trasplante de órganos deben ser cuidadosos con la sustancia a utilizar para evitar repercusiones en su salud, en ese contexto, un reciente estudio publicado en la revista Clinical Transportation aclara que quienes se exponen a un trasplante de hígado no tienen riesgo por fumar cannabis después del procedimiento quirúrgico.

Para llegar a esas conclusiones, los investigadores evaluaron a 900 pacientes antes y después de someterse a un trasplante de hígado, bajo eso metodología no encontraron “diferencias estadísticas en los resultados posoperatorios» entre los consumidores de cannabis y los que no, aunque notaron «diferencias significativas» en otros lugares entre las dos cohortes de pacientes.

“Estos hallazgos pueden ayudar a orientar las políticas futuras con respecto al uso de marihuana en candidatos a trasplante de hígado, aunque se justifica la confirmación utilizando cohortes más grandes”, escribieron los investigadores en su conclusión

Antecedentes

Al verificar los antecedentes, se evidencia que no es el primer estudio que sugiere que el consumo de cannabis no representa riesgos adicionales en el caso de un trasplante de órganos. Ya en 2009 se hizo un estudio, en el cual se descubrió que los pacientes con trasplante de hígado «que consumían y no consumían marihuana tenían tasas de supervivencia similares».

Años después, específicamente en 2018, otra investigación publicada en el Clinical Kidney Journal llegó a una conclusión similar al determinar si los consumidores de cannabis deberían ser candidatos para la donación de riñón.

«No hubo diferencias en las características perioperatorias del donante o receptor o en los resultados posoperatorios según el uso de marihuana del donante … No hubo diferencia en la función renal entre los grupos donantes que no usaban marihuana y donantes que usaban marihuana y tampoco hubo diferencias a largo plazo en el riñón función del aloinjerto entre los grupos receptores de riñón que no reciben marihuana y receptores de riñón de marihuana”, escribieron sus autores.

En 2019, la Asociación Estadounidense para el Estudio de Enfermedades Hepáticas basado en un ensayo publicó que «en general, el consumo de marihuana antes del trasplante, pasado o actual, no parece afectar los resultados del trasplante de hígado, aunque el tabaquismo sigue siendo perjudicial».


Te puede interesar: Es más nocivo el tabaco que un porro


Tales resultados son de valioso aporte frente a casos relacionados con trasplante de órganos en estados donde es legal el uso de marihuana, por ejemplo, un usuario de cannabis medicinal que a futuro desee donar un órgano o necesite un trasplante mientras continúa su tratamiento cannábico.

Ante esa situación, en 2016 California promulgó una ley que prohibía a un «hospital, médico y cirujano, organización de procuración» denegar un trasplante de órgano «basándose únicamente en una prueba positiva para el uso de marihuana medicinal por un receptor potencial que es un paciente calificado». Por su parte, los legisladores de Maine siguieron sus pasos y en 2017, aprobaron un proyecto de ley para reducir la exclusión de los pacientes con marihuana medicinal de la elegibilidad para trasplantes de órganos.

Árticulos relacionados

Back to top button