Estilo de vida

Aprovechó el auge del delivery e impulsó “Telecanuto”

La firma dispone de una página web, donde se puede seleccionar entre un amplio catálogo para seleccionar variedades ricas en CBD bajo la clasificación de producto aromático o de colección

Si bien, los servicios de entregas a domicilios llevan años en el mercado, de 2020 en adelante han cobrado auge, debido a la pandemia por Covid-19, pues muchos se quedaron en casa y optaron por recurrir a los conocidos deliveries.

Algunos vieron una oportunidad y decidieron arrancar su propio negocio, basado en repartos a domicilio, tal es el caso del español, Rafael Jiménez, quien fusionó cannabis y delivery e impulsó Telecanuto”, bajo el eslogan “Te llega en 30 minutos, sin moverte de tu casa”, con el cual ganó gran receptividad y ahora se describe como «el pionero del sector de la marihuana a domicilio».

Promocionan marihuana legal

El fundador aclara que se trata de marihuana legal, es decir, aquella con menos de 0.2% de THC y por lo tanto no es psicoactiva, sin embargo, trabajar con este tipo de productos resulta engorroso, puesto a la delgada línea que separa a esta planta de lo legal con lo ilegal.

Al respecto, Jiménez comenta: «Compro en Italia, porque aquí no se puede producir», explica que se puede plantar, pero no manipular, “no podemos cortar las hojas ni preparar el producto. Si la plantáramos nosotros tendríamos que vender las plantas enteras”, agrega, por tal razón optamos por importarla de lugares donde es legal e ingresarlas a tierras ibéricas con la certificación de que no posee más del 2% de THC.

Sin embargo, en la geografía española deben ofrecer el producto como rubro aromático o de colección, bajo esa advertencia ofrecen los artículos con nombres tales como “Hass Libano” o “Polen Rubio”.


Te puede interesar: Apostaron por un grow shop y superaron la crisis económica


Por su parte, el cliente puede seleccionar cogollos o resinas ricas en CBD, en un amplio catálogo disponible en su página web, donde advierte que se trata de “producciones en cantidades limitadas», también señala que “no es para el consumo humano”, de esta forma se procesa la factura legal, aunque ya al tener su pedido en casa el comprador decide qué hacer con él.

Árticulos relacionados

Back to top button