Estilo de vida

Apostaron por un grow shop y superaron la crisis económica

Unos esposos españoles vieron en la crisis una oportunidad e invirtieron en una tienda de cultivo que se ha consolidado en el tiempo y generado cuantiosos ingresos

Montse y Pedro Fernández son unos esposos residenciados en Granada, España, quienes son propietarios de un grow shop que hoy día está consolidado en la región y arroja cuantiosas cifras, debido a la cantidad de clientes interesados en adquirir semillas e implementos para el cultivo.

La pareja no estaba vinculada al área e incluso a principios del milenio ni se imaginaba trabajar en el rubro, Pedro se desempeñaba en la construcción, especialista en mármol, mientras que Montse era cocinera, pero en 2008, el país cayó en crisis económica y el oficio de Pedro se volvió poco rentable.

Emprendimiento

Pedro consumía cannabis socialmente, tenía conocimientos sobre cultivos y consideró una oportunidad el montar un negocio ligado al ramo, pero que fuera completamente legal, entonces se le ocurrió abrir un grow shop.  

Bajo ese objetivo, los esposos decidieron vender su vehículo y el dinero lo invirtieron en un pequeño local en la localidad de Pinos Puente, donde las personas pueden entrar y comprar insumos para la siembra e incluso semillas de cannabis en un establecimiento debidamente constituido bajo el marco legal.


Te puede interesar: Relacionó abejas con cáñamo y fundó un negocio


Entre los productos comerciales, la pareja ofrece “semillas de colección” y afirma que al día puede vender entre «90 y 100 semillas en paquetes», en general, el negocio le funciona, pues solo en el mes de agosto recaudaron 16.000 Euros y parece ser que ha crecido a un ritmo sostenido y han pasado de «tener una tienda de 60 metros a una de 500 metros».

Compartimos con ustedes un vídeo del equipo periodístico de La Sexta que entrevistan a los propietarios del grow shop

Etiquetas
Back to top button
Close
Close