Actualidad

Así le fue a Florida con el cáñamo en 2020

El estado impulsa la industria del cáñamo, el año pasado a pesar de la pandemia, el sector creció significativamente y estiman que continúe ese ritmo

El recién culminado 2020 fue un año en el cual el sector productivo debió sortear una situación inesperada, el coronavirus, una pandemia que cambió el ritmo de vida al que se estaban acostumbrada y las medidas tomadas impactaron en el ámbito económico, sin embargo, a la industria del cáñamo le fue bien en Florida y ahora comienzan a verse sus frutos.

En la actualidad hay un registro de 729 agricultores con licencia para cultivar en el estado, según reportó el Departamento Estatal de Agricultura, que también detalló que las licencias están repartidas equilibradamente en 66 de los 67 condados de Florida.

Bajo esa distribución, se plantaron un total de 290 acres el año pasado y solo 44 de ellos fueron destruidos por ser considerados cáñamo caliente (plantaciones con una concentración de THC mayor a 0.3%) que se originaron debido a la inexperiencia de los agricultores y el clima único de Florida.

Exitosos cultivos

Si se toma en cuenta la totalidad de cultivos y se restan los que fueron destruidos, se evidencia que el estado obtuvo una tasa de éxito del 85%, lo cual es bastante significativo y puede mejorar en este y el próximo año, cuando los agricultores cuentan con mayor experiencia, la academia tenga conocimientos de aquellas cepas que crecen mejor en el suelo floridano y la industria en general repunte; el inconveniente es que la financiación de esos programas de investigación expira en septiembre.

Entre tanto, legisladores como el presidente de Agricultura del Senado, Darryl Rouson, creen que su continuación es vital. «Necesitamos hacer más. El cáñamo es un producto importante y una parte importante de la economía ahora”, acotó.


Te puede interesar: Creciente producción de cáñamo en Florida supera a otros rubros agrícolas


De hecho, en su primer año, la industria del cáñamo del estado ya incluye más de 7,000 minoristas, 280 fabricantes, más de 200 almacenes, 38 distribuidores y 15 procesadores y con un total de 23,000 acres aprobados para cultivo en todo el estado, Bell estima que la industria seguirá creciendo hasta en un 25% cada año.

Árticulos relacionados

Back to top button