Mascotas

¿Se puede alimentar el ganado con cáñamo?

Una interrogante muy oportuna e incluso sensata en la actualidad cuando la planta gana auge y pudiera constituir un alimento económico para el ganado

Con la legalización del cáñamo desde 2018, los cultivos de esta planta proliferan en Estados Unidos con fines industriales y en medio de ese auge, muchos se preguntan sobre la posibilidad de utilizarlo como alimento para el ganado.

Una interrogante muy oportuna e incluso sensata en la actualidad cuando los extractos del cáñamo se utilizan como materia prima para la elaboración de comestibles en humanos, entre otros productos; aunado a lo práctico y ecológico que resultan estos cultivos, ya que consumen poca agua, crecen con rapidez y además son capaces de absorber el CO2 y convertirlo en oxigeno .

Aunque pudiera resultar una buena idea, técnicamente es ilegal alimentar el ganado con cáñamo, pues se requeriría la aprobación de la Administración Federal de Drogas sobre los niveles de cannabinoides presentes en la planta antes que pueda ser alimento de estos animales.


Te puede interesar: Evaluarán niveles de THC en ovejas alimentadas con cáñamo 


La razón por la cual la alimentación del ganado con productos de cáñamo todavía está prohibida, se debe a la posibilidad de que se acumulen residuos de THC, entre otros cannabinoides en la carne y la leche, según explica Han Coetzee de la Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad de Kansas..

Surge un estudio

Precisamente para determinar el nivel de incidencia de los cannabinoides sobre los alimentos, los investigadores de la Universidad Estatal de Kansas iniciaron un proyecto con el fin de explorar el uso del cáñamo como alimento para el ganado.

El estudio está financiado por una subvención de 200,000 dólares del Instituto Nacional de Alimentación y Agricultura del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos.

La investigación preliminar ha hallado que algunos cannaboides se absorben más fácilmente en el rumen (primera de las cuatro cavidades que forman el estómago de los rumiantes). Ahora, los autores se disponen a estudiar los perfiles de agotamiento de los tejidos y la leche después de los experimentos de alimentación, también los efectos sobre el comportamiento animal y la función inmunológica.

Árticulos relacionados

Back to top button