Salud

Una variación genética expone más a mujeres al THC

Un estudio determinó que una variante en el gen FAAH aumenta la vulnerabilidad al THC en mujeres. Ante esos hallazgos el estudio también sugiere que la genética puede ser un factor contribuyente para una mayor susceptibilidad a la dependencia del cannabis en poblaciones seleccionadas

La variación común en un gen humano que incide en el circuito de procesamiento de recompensa del cerebro, aumenta la vulnerabilidad a los efectos gratificantes del THC en las mujeres adolescentes, pero no en los hombres, según la investigación preclínica realizada por los investigadores de Weill Cornell Medicine.

Esa es la conclusión de un grupo de investigadores, quienes realizaron un experimento con roedores para conocer las incidencias del sistema endocannabinoide en el desarrollo cerebral.

Como antecedentes se conoce que el sistema endocannabinoide regula la actividad de los cannabinoides que normalmente produce el cuerpo para influir en el desarrollo del cerebro y regular el estado de ánimo, así como los de fuentes externas, como el ingrediente psicoactivo THC.

En ese sistema, una enzima llamada ácido graso amida hidrolasa (FAAH) descompone un cannabinoide llamado anandamida que se encuentra naturalmente en el cerebro y está más estrechamente relacionado con el THC, lo que ayuda a eliminarlo de la circulación.

En el estudio, publicado en  Science  Daily, los científicos evaluaron ratones que albergan una variante genética humana que hace que la FAAH se degrade más fácilmente, aumentando los niveles generales de anandamida en el cerebro.

Hallazgo

Bajo esa metodología, descubrieron que la variante resultó en un circuito de recompensa hiperactivo en hembras, pero no en ratones adolescentes machos, lo que desencadenó en una mayor preferencia por el THC en las hembras.

El equipo descubrió que los ratones hembras con la variante FAAH mostraron una mayor preferencia por el entorno en el que habían estado expuestos al THC sobre un ambiente neutral cuando estuvieron expuestos a la sustancia durante la adolescencia, y el efecto persistió hasta la edad adulta. Sin embargo, si los ratones hembra con esta variante fueron expuestos al THC por primera vez en la edad adulta, no hubo una mayor preferencia por el THC.

Estos hallazgos en roedores son paralelos a las observaciones en humanos de que una población selecta de hembras es más sensible a los efectos del cannabis.


Te puede interesar: A la mente pueden llegar falsos recuerdos al fumar marihuana


De hecho, la adolescencia representa un período altamente sensible de desarrollo cerebral con el mayor riesgo de iniciar el consumo de marihuana, estos descubrimientos en ratones tienen implicaciones importantes para comprender la influencia de la genética en la dependencia del cannabis en humanos.

Reacciones

La autora principal, la Dra. Caitlin Burgdorf, quien obtuvo un doctorado en la Facultad de Ciencias Médicas de Weill Cornell, indicó: «Nuestro estudio muestra que una variante en el gen FAAH, que se encuentra en aproximadamente un tercio de las personas, aumenta la vulnerabilidad al THC en mujeres y tiene un impacto a gran escala en las regiones y vías cerebrales responsables del procesamiento de la recompensa…nuestros hallazgos sugieren que la genética puede ser un factor contribuyente para una mayor susceptibilidad a la dependencia del cannabis en poblaciones seleccionadas«.

Dra. Caitlin Burgdor

Aumento en las conexiones neuronales 

Los investigadores también encontraron que la variante genética condujo a un aumento de las conexiones neuronales y la actividad neuronal entre dos regiones del cerebro fuertemente implicadas en el comportamiento de recompensa. Luego, el equipo revirtió el circuito de recompensa hiperactivo en ratones hembra y descubrió que la disminución de la actividad del circuito amortiguaba los efectos gratificantes del THC.

“Nuestro estudio proporciona nuevas ideas sobre la dependencia del cannabis y nos brinda un circuito y un marco molecular para explorar aún más los mecanismos de la dependencia del cannabis», comentó la coautora principal, Dra. Anjali Rajadhyaksha, profesora de neurociencia en pediatría, profesor asociado de neurociencia en el Feil Family Brain and Mind Research Institute, y miembro del Instituto Drukier para la Salud de los Niños en Weill Cornell Medicine.

Dra. Anjali Rajadhyaksha

Por su parte, el Dr. Francis Lee, presidente del Departamento de Psiquiatría de Weill Cornell Medicine y  jefe del New York-Presbyterian / Weill Cornell Medical Center expresó: «En el futuro, podríamos utilizar la presencia de esta variante genética de la FAAH para predecir potencialmente si un individuo tiene más probabilidades de ser vulnerable a la dependencia del cannabis. Estamos un paso más cerca de comprender exactamente cómo los factores genéticos y del desarrollo neurológico desempeñan funciones interrelacionadas para aumentar la susceptibilidad a la dependencia del cannabis».

Dr. Francis Lee

Árticulos relacionados

Back to top button