Salud

No hay abstinencia al interrumpir un tratamiento con CBD

“El CBD no tiene interacción con los receptores CB 1 / CB 2, por lo tanto los síntomas de abstinencia son poco probables con una interrupción abrupta” alegan los investigadores

El cannabidiol (CBD) gana más espacio tanto en lo efectivo como en lo seguro. Esta vez, un grupo de científicos lograron comprobar un alto perfil de seguridad en pacientes con síndrome de Lennox-Gastaut (LGS) o Síndrome de Dravet (DS), una especie de epilepsia que se caracteriza por frecuentes y diversas convulsiones, acompañada de discapacidad intelectual y problemas conductuales.

A esa conclusión llegó un grupo de investigadores británicos y estadounidenses, quienes realizaron un estudio a un grupo de pacientes diagnosticados con el referido síndrome, como parte de la metodología los voluntarios recibieron CBD durante 4 semanas. Posteriormente  se les asignó al azar el cese (placebo) o continuaron con el CBD por 2 semanas.

En particular, 30 voluntarios fueron asignados al azar para recibir 750 mg de una formulación farmacéutica vegetal de CBD altamente purificada en solución oral (100 mg/mL; Epidiolex® en los Estados Unidos y Epidyolex® en Europa) dos veces al día, durante 4 semanas (Parte 1), seguido de 2 semanas de 750 mg CBD (Parte 2, Brazo 1) o un placebo emparejado (Parte 2, Brazo 2). Todos los voluntarios completaron la Escala de Retirada de Cannabis (CWS) y la Lista de Control de Retirada de Médicos de Penn (PWC-20).


Te puede interesar: Cannabis medicinal redujo convulsiones en niña con epilepsia refractaria


Tras la interrupción del tratamiento, los autores de la investigación no observaron ningún síntoma de abstinencia física. “El CBD no tiene interacción con los receptores CB 1 / CB 2, por lo tanto los síntomas de abstinencia son poco probables con una interrupción abrupta”, recalcaron los científicos.

Los resultados fueron positivos, pues en el mercado actual existen fármacos que pueden causar severos síntomas de abstinencia y hasta dependencia, en cambio este hallazgo refleja la seguridad del CBD. Los detalles de la investigación fueron reseñados en la revista Epilepsy & Behavior.

Árticulos relacionados

Back to top button