Salud

Midieron impacto de alcohol y cannabis en el área cortical y estos fueron los resultados   

Un estudio de la Universidad de Minnesota determinó que el licor afecta el grosor cortical en adultos jóvenes, en cambio, la marihuana no 

Hay quienes cuestionan que en muchos países la marihuana esté prohibida, mientras el alcohol es completamente legal, en esos escenarios, los activistas procannabis sostienen que el licor puede ser más nocivo que la planta en cuestión y una reciente investigación parece confirmar esa hipótesis, pues determina que las bebidas embriagantes afectan el grosor cortical en adultos jóvenes, en cambio, la marihuana no. 

El estudio denominado «Efectos del consumo de alcohol y cannabis en el grosor cortical del control cognitivo y las redes cerebrales destacadas en la edad adulta emergente: un estudio de control de gemelos«, estuvo a cargo de investigadores de la Universidad de Minnesota y fue publicado en la Biological Psychiatry.

Evaluaron a 436 gemelos

Como parte de la metodología, los autores analizaron la relación entre el alcohol y la exposición al cannabis en lo que respecta a la morfología del cerebro de los adultos jóvenes. Para ello, captaron a 436 gemelos, todos con una edad de 24 años. Del par, a uno se le suministró marihuana y al otro licor, en ese proceso, detallaron frecuencia, densidad, cantidad y nivel de intoxicación de ambas sustancias.

A la par, midieron la consistencia cortical mediante resonancia magnética y de esta manera, los investigadores pudieron recopilar datos sobre cómo el cannabis afecta el grosor cortical.


Te puede interesar: El cannabis puede ayudar a disminuir la ingesta de alcohol


Ya como un antecedente de la investigación, se conocía que la exposición casual a sustancias puede tener un impacto en la estructura del cerebro y el equipo de la Universidad de Minnesota quiso probar esa teoría y consideró apropiado medir el impacto en gemelos.

Resultados de la investigación

Tras realizar las evaluaciones correspondientes, los autores escribieron: «Un mayor uso indebido de alcohol, pero no de cannabis, se asoció con una reducción del grosor de las cortezas mediales frontales y prefrontales, así como del lóbulo temporal, el surco intraparietal, la ínsula, el opérculo parietal, el precuneo y las áreas mediales parietales”

El informe recalcó «No se observaron asociaciones significativas entre el consumo de cannabis y el grosor«.

Tal hallazgo es de gran relevancia, debido a que la capacidad intelectual está intrínsecamente relacionada con la estructura del cerebro, incluido el grosor de la corteza cerebral y cualquier impacto o modificación como la que genera el alcohol, pudieran incidir en las capacidades intelectuales del ser humano.

Árticulos relacionados

Back to top button