Salud

Grace Benavide, la primera paciente en recibir un amparo constitucional en México para usar aceite de cannabis

La niña padece el síndrome de Lennox-Gastaut, recibió varios tratamientos sin resultados favorables hasta que probó el aceite de CBD y mejoró notoriamente

Grace Elizalde Benavides, es una niña mexicana de 13 años de edad, conocida en el ámbito internacional por ser la primera en el país azteca en obtener un amparo constitucional de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) para acceder a un aceite a base de cannabis con el cual tratar con el síndrome de Lennox-Gastaut, una extraña forma de epilepsia que ocasiona convulsiones y episodios degenerativos.

Grace comenzó a experimentar síntomas desde meses de nacida, en principio, la bebé lloraba demasiado y constantemente azotaba su cabeza en el regazo de su madre, al consultar a los médicos, los especialistas consideraban que podía tratarse de cólicos, pero el comportamiento del infante persistía e incluso fue operada de reflujo sin conseguir mejoras, el tiempo transcurría y la niña no gateaba, no se sentaba, ni agarraba el biberón.

Diagnosticada con Lennox-Gastaut

Los padres de Grace decidieron llevar a la pequeña al neurólogo, donde le diagnosticaron la enfermedad de Lennox-Gastaut, por lo que procedieron a practicarle un tratamiento médico, pero no conseguían efectos positivos, entre las opciones probaron más de 20 anticonvulsivos, algunos de ellos ni siquiera se venden México y como última alternativa le realizaron una callosotomía para disminuir sus crisis, pero tampoco funcionó hasta que un médico le sugirió el aceite de cannabis, sin embargo, por ser una sustancia que se extrae del cannabis su uso estaba prohibido.

En ese entonces, Mayela Benavides, madre de Grace, se fijó en el caso de Charlotte Figi, una niña estadunidense que logró reducir las convulsiones con CBD, ante esa referencia, Mayela recurrió a las instancias jurisdiccionales en México y tras un largo recorrido legal, el 17 de agosto de 2015 la SCJN le concedió a su hija el derecho de usar un aceite terapéutico medicinal basado en la especie herbácea cannabis sativa.

Mejoró con cannabis medicinal

Mediante el amparo, Grace recibió la dosis prescrita y ha logrado avances sustanciales, pues a pesar del irreversible daño cerebral causado por el síndrome, pudo reducir sus crisis epilépticas considerablemente. “Ella sufre de epilepsia refractaría de difícil control y, gracias a que un día como hoy comenzó a tomar cannabidiol (CBD), redujo en más de un 80 por ciento sus crisis epilépticas, pasó de tener 400 diarias sin considerar las que le daban cuando dormía a tan solo 20 por día”, relató Mayela.

La progenitora describió que actualmente Grace puede subir escaleras sin ayuda y juega con sus hermanas, además responde cuando la llaman y pide su comida favorita, como buena mexicana, los tacos. “Cognitivamente ha mejorado muchísimo, también en la cuestión auditiva y visual, físicamente puede dar algunos pasos con ayuda, incluso subir escaleras. Se lleva la cuchara a la boca, juega e interactúa con sus hermanas y aunque no habla, responde a su manera cuando dicen su nombre. Mi hija ha estado jugando, le da la crisis, se le pasa y puede seguir jugando”, detalló.


Te puede interesar: Eddie: Un niño con epilepsia que mejora su vida con CBD


El caso de Grace se convierte en un referente en México y un promotor que se agilicen las normas de regulación y comercialización de productos derivados del cannabis. Por ahora, el reglamento está en espera y mientras tanto, padres con hijos con afecciones severas padecen por la falta de una debida normativa y se ven en la necesidad de importar el aceite de CBD en un proceso que pudiera considerarse complejo, ante esa situación existe la Fundación “Por Grace”, dedicada a asesorar pacientes e incluso a gestionar los trámites para llevar el producto a México.

Etiquetas
Back to top button
Close
Close