Salud

Estudio descarta relación entre hipertensión y consumo de marihuana

Investigadores evaluaron a usuarios de cannabis por un año para conocer si el consumo de la planta conlleva a la hipertensión y estos fueron los resultados

El uso del cannabis en la actualidad o el pasado no está asociado de forma independiente con un mayor riesgo de hipertensión, así lo refleja un reciente estudio denominado «La relación longitudinal entre el consumo de cannabis y la hipertensión» a cargo de un amplio equipo integrado por científicos de Estados Unidos, Canadá, Alemania y Rusia.

Los responsables investigaron la relación entre el uso de marihuana y la hipertensión en un grupo de personas a lo largo de un año, en principio ninguno de los participantes padecía hipertensión.

En ese tiempo, los investigadores realizaron un análisis de los datos para cuantificar las relaciones entre el consumo de cannabis de por vida, el consumo de la planta en los últimos 12 meses y la frecuencia de consumo en el año (al menos un uso mensual) y la incidencia de hipertensión. Tras la evaluación, evidenciaron que ninguno de los grupos se asoció por encima del azar con la incidencia de hipertensión.


Te puede interesar: Estudio comprueba efectividad del cannabis como tratamiento natural contra la migraña


Tales resultados vienen a respaldar la tesis de una investigación realizada de manera independiente, la cual sostiene que el cannabis puede reducir la presión arterial en los adultos mayores.

Sin embargo, el Dr. Ran Abuhasira, de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad Ben-Gurion y del Instituto de Investigación Clínica de Cannabis BGU-Soroka, comentó que aunque los resultados de estos estudios constituyen importantes hallazgos, hacen falta mayores investigaciones en torno a los efectos del cannabis en la salud de las personas.

«Los adultos mayores son el grupo de consumidores de cannabis medicinal de más rápido crecimiento, pero la evidencia sobre la seguridad cardiovascular para esta población es escasa», explicó Abuhasira. «Este estudio es parte de nuestro esfuerzo continuo para proporcionar investigación clínica sobre los efectos fisiológicos reales del cannabis a lo largo del tiempo», agregó.

Árticulos relacionados

Back to top button