Salud

Casi pierde la vida por sobredosis de opiáceos y el cannabis le ayudó a mejorar

La fundadora y presidente del Observatorio Español de Cannabis Medicinal estaba medicada con opiáceos y bajo ese tratamiento sufrió una sobredosis, fue entonces cuando un amigo le recomendó el cannabis que decidió consumir mediante infusiones y consiguió notoria mejoría

El potencial del cannabis en el plano terapéutico es a tal nivel que ha salvado a personas que han estado muy cerca de perder la vida, un ejemplo de ello, es el de Carola Pérez, presidente del Observatorio Español de Cannabis Medicinal, quien en sus años de juventud y antes de conformar la referida organización sufrió una sobredosis de opiáceos y benzodiacepinas, afortunadamente la marihuana le ayudó a estar mucho mejor.

Pérez tuvo un accidente cuando solo tenía 11 años, en ese momento cayó de una altura de tres metros y su coxis se rompió, pasó años luchando contra el dolor sin conseguir buenos resultados, cuando arribó a sus 18 años un médico decidió operarle y quitarle el coxis.

Esa cirugía le trajo más dolor, razón por la cual le prescribieron una serie de calmantes y otros fármacos, “Empezaron a medicarme con opiáceos, a darme antidepresivos, anticonvulsivantes, benzodiacepinas, llegaba a tomar 19, 20 pastillas al día«, relata.


Te puede interesar: El THC es una alternativa frente a los opioides en pacientes con trauma


Entre tanto, debía cumplir las actividades del día a día, de hecho, se mantenía medicada de manera permanente y progresiva para poder llevar a cabo sus labores.  «Estaba estudiando la carrera de comunicación audiovisual, trabajaba en la industria de la música y para aguantar ese ritmo necesitaba cada vez más dosis de medicación más fuerte hasta que la cosa se fue de madre y tuve una sobredosis de opiáceos y otra de benzodiazepinas«, lamenta.

Esa situación, despertó la alarma de emergencia, pues en los historiales médicos, numerosas personas han perdido la vida por abusar de los opioides. Carola quería dejar la medicación, pero sus dolores no se iban, fue entonces cuando un amigo le recomendó la marihuana.

Mejoró con infusiones hechas con flor de cannabis

Para nada tenía que ver con un porro u otro método de inhalación, se trataba de una infusión hecha con la flor de la planta, la cual comenzó a beber y desde entonces calmó su dolor.

Dada la receptiva reacción del cannabis, Carola optó por tener sus propios cultivos en casa, los cuales usa para sus infusiones, aunque como en España el cultivo y uso de la planta aún está prohibido teme que un día la policía le llegue por sorpresa.


Te puede interesar: Madres procannabis tuvieron un rol fundamental en la aprobación del autocultivo en Perú


«Es la lotería que te toque, todo el día vives con miedo, es estrés tener miedo que venga la policía, se lleve tus plantas, vayas a un calabozo y sea un juez a posteriori el que decida si yo estás haciendo algo malo o no», explica.

Hoy día, Pérez lleva una vida normal y una agenda en la que busca espacios para luchar por la legalización y el uso del cannabis medicinal, pues a raíz de su experiencia, decidió conformar Observatorio Español de Cannabis Medicinal.

Árticulos relacionados

Back to top button