Salud

Bautista, un niño con parálisis cerebral que encontró alivio en el cannabis medicinal

El niño de 10 años de edad diagnosticado con encefalopatía crónica no evolutiva recibe gotas y aceite de cannabis, de esta manera, logra calmar los síntomas de la enfermedad 

Bautista Yesari, un niño de 10 años oriundo de Bahía Blanca, Argentina, simpático y con ganas de movilizarse, pero tiene una limitación y es que nació con encefalopatía crónica no evolutiva, comúnmente conocida como parálisis cerebral, una enfermedad que lo mantiene en silla de rueda y sin poder hacer la mayoría de las actividades por sí solo, como comer, vestirse o mantener la cabeza firme.

La enfermedad trae como consecuencia, otros trastornos, entre ellos, hipertonía, cuadriparesia, espasticidad, retraso madurativo, ceguera cortical, epilepsia y múltiples dolores.

Encontraron en el cannabis una alternativa de salud

En todo este tiempo sus padres han consultado con varios especialistas en búsqueda de una mejoría para su hijo, pero ningún tratamiento le ha resultado efectivo, sin embargo, nunca perdieron la esperanza y hace poco la doctora Marisol Bocetti, médica especialista en dolor con posgrado en endocannabinología les recomendó usar cannabis medicinal.

Los progenitores estuvieron de acuerdo e iniciaron el tratamiento que consta de gotas y aceite de cannabis, poco después, notaron cambios positivos. “Con el aceite de cannabis notamos su interacción con el mundo exterior. Nosotros nos damos cuenta que él nos entiende, por su mirada, o por sus gestos” relató la madre de Bautista.


Te puede interesar: Eddie: Un niño con epilepsia que mejora su vida con CBD


Por la enfermedad, el niño no habla, apenas alcanza a decir algunas palabras como “sí”, “no” o “mamá”, también se expresa con algunos gestos, agacha la cabeza cuando algo no le gusta o ríe al momento en que algo le causa gracia.

Bajo esa forma de comunicación, la progenitora se da cuenta que está mucho mejor desde que recibe la formulación cannábica, “empezó a tomar cannabis y se sumaron pequeñas conexiones. Sólo nosotros como familia podemos advertirlas. Son paulatinas, pero muy importantes, como sostener la mirada. Que un hijo te mire, trasciende todo”, apuntó.

Además de la cognición, el cannabis medicinal le ha traído algunos beneficios físicos y es que los cannabinoides han contrarrestado los síntomas de la espasticidad, anteriormente experimentaba rigidez muscular, lo que le desencadenaba dolor, hoy día, la madre asegura que tiene mayor fortaleza en los miembros inferiores y superiores, aunque todavía persiste la debilidad en cuello y cabeza, debido a la hipotonía.


Te puede interesar: Mateo, el niño que calmó la epilepsia con extractos de cáñamo 


Para algunos pueden parecer cambios leves, pero para la familia de Bautista es un gran avance que se traduce en una mejor calidad de vida del pequeño. “Todo el tiempo esperamos una respuesta. Saber que nos entiende. Como mamá, es lo que más me afecta. No saber qué siente, qué le duele, o si hay algo que le está molestando. Por eso, esa mínima manifestación nos muestra que está con nosotros”.

Convencida de la mejoría, la mamá asegura que continuará con el tratamiento a base de cannabis bajo supervisión médica.

Árticulos relacionados

Back to top button