Mascotas

Recurre a la asesoría del veterinario antes de aplicar un tratamiento cannábico a tu mascota

Suministrar los fitocannabinoides sin los conocimientos previos puede desencadenar efectos no deseados en perros o gatos, continúa leyendo y conoce más sobre el tema  

El uso del cannabis medicinal en mascotas es cada vez más recurrente, algunas regiones han aprobado estas prácticas y otras evalúan legalizarlas, de hecho, los dueños de perros y gatos ahora tienen más interés en suministrar cannabidiol (CBD) a su consentido.

Todo se debe al creciente auge de la industria, la cual cobró fuerzas, cuando las investigaciones determinaron que el CBD puede ser beneficioso en animales mamíferos, pues al igual que los humanos, su organismo posee un sistema endocannabinoide que interactúa con la sustancia derivada del cannabis y generara reacciones positivas.

Consulta con un veterinario

Ante sus beneficios, los propietarios de perros y gatos se han interesado en el CBD, e incluso, han optado por incluirlo como suplemento, sin embargo, su uso con fines medicinales, aunque resulte favorable, se debe aplicar con la asesoría de un experto, en este caso, un veterinario especializado en medicina cannábica, pues suministrar la sustancia sin los conocimientos previos puede desencadenar efectos secundarios.

El veterinario Raúl Flores Murguía, colaborador de Hemp Solution Latam, explica que “las propiedades que el CBD tiene en humanos como neuroprotector, antioxidante, antipsicótico y anticonvulsionante, también puede aplicarse a animales sin efectos secundarios”.

No obstante, Castillo recalca que “es importante tratarlo como lo que es, un medicamento y no como un suplemento”, al respecto explica que “el CBD tiene efectos farmacológicos. Todavía no sabemos qué le puede pasar a tu mascota si sufre de una intoxicación”.

El THC también es medicinal

En su intervención, el profesional de la salud animal no pasa por alto el tetrahidrocannabidiol (THC), el componente psicoactivo del cannabis que también puede utilizarse en el plano medicinal, por ejemplo, para tratar dolores crónicos, siempre y cuando, enfatiza, sea de una manera controlada, pues los perros suelen ser muy sensible al THC, debido a que tienen más receptores para este compuesto en su cerebro, cerebelo y médula espinal.

“Si los seres humanos tuviéramos 100 receptores, los perros pueden tener 1,000; lo que los hace mucho más sensibles a esta sustancia”, detalla Castillo.


Te puede interesar: Representante de la organización Veterinarios Cannábicos habla sobre uso de marihuana en mascotas


Dada la explicación, Castillo deja claro que, en sí, cualquier animal vertebrado puede ser tratado con cannabis; sin embargo, advierte que por su cantidad de receptores pueden llegar a tener una sobredosis de estos cannabinoides, lo cual le traería como consecuencias síntomas no deseados como, cambios de conducta, tornarse agresivo, vómito, diarrea, dificultad para caminar y en cantidades exageradas pudiera desencadenar un paro cardiaco.

Por tal razón, se recomienda que el uso de cannabinoides para tratar la salud animal esté siempre en manos de un experto en la materia y nunca llegar a automedicar a la mascota, de este modo, se evitan hechos desagradables.

Árticulos relacionados

Back to top button