Mascotas

Aceite de CBD entre las cinco terapias no farmacológicas para tratar la epilepsia canina

Un considerable número de veterinarios y dueños de mascota optan por suministrar CBD a perros epilépticos

La aplicación de aceite de CBD o cannabidiol figura entre las cinco terapias no farmacológicas más usadas por veterinarios y dueños de mascotas para tratar la epilepsia canina, según una reciente investigación, en la cual abordaron ampliamente las convulsiones epilépticas en perros y sus distintos tratamientos.

En particular, el estudio lo desarrollaron científicos del Royal Veterinary College (RVC), quienes decidieron priorizar las necesidades de investigación más importantes sobre la epilepsia canina, debido a que se trata de la enfermedad cerebral crónica más común en los perros y los anticonvulsivos disponibles, en ocasiones, resultan ineficaces para algunos peludos y a otros, les genera efectos adversos como letargo, temblores, hambre extrema.

Realizaron encuesta

El equipo liderado por el doctor Rowena Packer de RVC, junto al estudiante de doctorado Gareth Jones y el profesor Holger Volk de la Universidad de Medicina Veterinaria de Hannover realizaron un amplio abordaje, como parte de la metodología, analizaron los resultados de una encuesta en línea, en la cual participaron 414 propietarios de perros con epilepsia y especialistas en neurología y veterinarios de práctica general. También evaluaron cómo han evolucionado estos puntos de vista de 2016 a 2020 y recopilaron opiniones sobre terapias no farmacológicas.

Las conclusiones del estudio apuntan a que las áreas de investigación percibidas como más importantes son:

  1. Mejora del tratamiento farmacológico existente de la epilepsia,
  2. Desarrollo de nuevos medicamentos antiepilépticos
  3. Identificación de sus causas genéticas
  4. Mejora de la educación de los veterinarios sobre la epilepsia
  5. Manejo no farmacológico de la epilepsia

Te puede interesar: Conoce las serias investigaciones de Stephanie McGrath sobre CBD en perros con epilepsia 


En cuanto al manejo no farmacológico, el informe destaca las cinco terapias que tuvieron el mayor impacto positivo en el manejo de la epilepsia, ellas son: cirugía de epilepsia, manejo del comportamiento, edición de genes, suplementación con aceite de MCT (Triglicéridos de Cadena Media) y suplementación con aceite de CBD, este último ya bastante popular, pues en el mercado veterinario ya existen numerosos productos naturales; además, estudios previos demuestran que la sustancia reduce considerablemente las convulsiones que padecen los perros por la epilepsia, así como la utilidad para calmar el estrés o ansiedad que pueden llegar a sentir los canes cuando padecen esta enfermedad.

Árticulos relacionados

Back to top button