Estilo de vida

¿Qué prefieres porro o vaper?

Inhalar marihuana es una de las formas más comunes de su consumo, aunque desde hace un tiempo se comienza a popularizar la vaporización a través de prácticos y ligeros dispositivos

A lo largo de la historia la inhalación del cannabis ha sido uno de las principales formas de consumo de la planta, aunque desde hace un tiempo se comienzan a popularizar otras formas, como lo es la vaporización. Más personas hoy día se interesan por adquirir dispositivos para vapear.

Los vapeadores (vapers) o cigarrillos electrónicos (e-cigarette) son equipos que disponen de un sencillo funcionamiento que básicamente proporcionan calor en el área de su reservorio, donde se depositan líquidos para vapear (e-liquids) generalmente de origen aceitoso, que se convierten en vapor, al someterse a determinadas temperaturas.

Entre la gama de e-liquids figuran los aceites de cannabis, con los que se recargan los vapers, de esta forma, es posible consumir los compuestos de la planta y aprovechar los beneficios de sus cannabinoides.

Comparativa

Al comparar la inhalación con la vaporización, sobresalen una serie de ventajas sobre este último método, pues con los vaporizadores se puede disfrutar de forma directa la totalidad de los beneficios de cannabinoides, lo cual no ocurre cuando se fuma, ya que en la combustión se pierden algunos compuestos y además se generan ciertos gases nocivos para la salud.


Te puede interesar: Conoce las diferencias entre e-liquids y aceites de CBD para una mejor experiencia


La biodisponibilidad y efecto son otro factor importante, puesto que la vaporización es uno de los mecanismos más efectivos de absorber la mayor cantidad de CBD y obtener su efecto con rapidez, esto sumado a lo práctico y discreto de su consumo.

Tales ventajas han hecho que muchos usuarios emigren del tradicional porro al vaper, ante la creciente demanda, los smokeshops tienen a disposición una variedad de vaporizadores desde las presentaciones de mesa hasta los diseños portátiles que se guardan en un bolsillo, junto a una amplia gama de e-liquids para que los usuarios elijan los de su conveniencia.

Es oportuno aclarar, ante la publicidad negativo que recibieron los vapers, que el peligro no es vapear, sino la sustancia a utilizar.  

Etiquetas
Back to top button
Close
Close