Estilo de vida

La marihuana y su incidencia en el sexo

La planta puede ayudar en la concentración, energía y creatividad, además reduce la ansiedad y despierta los sentidos 

Marihuana y sexo una combinación empleada históricamente por numerosos usuarios de la planta e investigada en varias oportunidades por científicos, quienes muestran distintas hipótesis al respecto, entre las cuales destacan que puede ayudar a las mujeres a alcanzar mayores orgasmos, aunque advierten que un exceso de la hierba tiende a producir ansiedad y perjudicar el momento del acto sexual. Justamente para aclarar dudas, te presentamos algunos hallazgos de estas investigaciones.
Lo primero que debes saber es que aunque desees tener relaciones sexuales, pero te sientes con pereza, el cannabis es un remedio, gracias a los efectos del Tetrahidrocannabinol (THC), un compuesto que puede causar ansiedad si se consume en elevadas proporciones, pero cuando se ingiere en los niveles correctos para su tolerancia, ayuda a la concentración, energía y creatividad.
Se ha demostrado que el cannabidiol (CBD) alivia la ansiedad, al igual que el THC en dosis bajas. Sin embargo, altas cantidades de THC pueden producir ansiedad. Ahora bien, esas cantidades varían considerablemente entre uno y otro consumidor, mientras para algunas personas, 10 mg es demasiado, otras llegan a consumir fácilmente 100 mg y sentirse bien. Así que si se llega a sentir ansioso y atrapado en la mente durante las relaciones sexuales, las variedades de cannabis con un alto contenido de CBD son favorables.
Experiencia ultrasensorial
Expertos apuntan que  la marihuana aumenta los sentidos: los programas de televisión se vuelven más interesantes, una puesta de sol se ve más atractiva que nunca y la música favorita adquiere un nuevo significado. El sentido del tacto también se mejora con el cannabis, al disminuir el dolor y la inflamación, lo que hace sentir nuevas experiencias ultrasensoriales en la intimidad. Desde un masaje en el hombro hasta un orgasmo, se amplifica bajo la influencia de la marihuana.
El cannabis, cuando se utiliza de manera correcta, en una dosis y un método de consumo adecuado, puede ayudar a que la persona sea más expresiva en su lenguaje corpovocal, eso hace que sea más comunicativa con su pareja en la cama. Las inhibiciones disminuyen, las endorfinas se sienten bien y las función cognitiva están en alerta máxima, lo que sin duda incide en una relación sexual.
Estos son algunos de los descubrimientos que se han hecho en los últimos años en torno a la marihuana y el sexo. Es necesario reiterar que quien decida combinarlos debe hacerlo con responsabilidad para asegurar una buena experiencia.

Árticulos relacionados

Back to top button