Estilo de vida

El champannabis gana popularidad en Sudamérica bajo la clandestinidad  

La bebida la fabrican en una provincia argentina y se comercializa de manera online en Uruguay

Una mezcla de champagne y resina de marihuana gana popularidad en Sudamérica, se trata del champannabis, una bebida que comercializan de manera online en Uruguay y tiene una gran demanda en Argentina, donde no es legal, pero muchos jóvenes lo toman por su sabor y efecto particular, compuesto un Extra Brut Chardonnay y Cannabis Sativa Gelato

Ese comportamiento comercial ocurre debido a que en Uruguay las normas sobre cannabis son más flexibles -primera nación en legalizar la marihuana- y los fabricantes aprovechan para vender de manera legal el producto que es elaborado y adquirido en Argentina bajo la clandestinidad, debido a que en este último país se permite el uso del cannabis únicamente con fines medicinales, pero no recreativo.

Por tal razón, los representantes del Instituto Nacional de Vinicultura se pronunciaron y abrieron una investigación, al respecto el medio de comunicación argentino La Nación reseña que “el controversial espumante, con resina de cannabis, sería producido en una bodega de Chacras de Coria, en Luján de Cuyo, en la provincia de Mendoza y se trataría de una firma pequeña, poco conocida, que figura en el registro del INV”.


Te puede interesar: Mezclaron vino con cannabis y crearon «Winabis»


Agrega que en su etiqueta no cuenta con la información correspondiente sobre proporciones de ingredientes ni lugar de elaboración. También detalla que el champannabis se comercializaba a través de un sitio de ventas online denominado Casa Tinto con dirección web de Uruguay, donde hay mayor libertad de comercialización y consumo e incluso algunos spas de Punta del Este ofrecen esa bebida.

En medio de la polémica, algunos productores del rubro se encuentran de acuerdo con este tipo de fabricación, según la publicación de La Nación un reconocido empresario del sector expresó “A mí me parece interesante el concepto. El gobernador está promoviendo la inversión en plantaciones de cannabis para uso medicinal. Si ya está permitido en Uruguay, Argentina podría hacer lo mismo. Además, tiene un mercado de exportación con mucho potencial a futuro. Siempre tiene que haber un pionero y este sería el primero a nivel mundial”.

Árticulos relacionados

Back to top button