Estilo de vida

Dispensadores facilitan acceso al cannabis en tiempos de pandemia

La firma Anna instala máquinas surtidora de cannabis. Los clientes pueden comprar flores, comestibles y aceites para vapear sin tener que interactuar con un budtender

Ahora que las ventas de cannabis aumentan en medio de la pandemia y cuando se requiere el menor contacto entre comprador y vendedor para evitar posibles contagios, Matt Frost fundador y director ejecutivo de Anna decidió habilitar máquinas expendedoras de marihuana en Colorado.

Sí, así como hoy día se puede comprar comestibles, gaseosas, entre otros artículos en un expendedor automático, también es posible adquirir algo de cannabis en unos dispensadores que se instalaron en el dispensario Strawberry Fields del centro de Pueblo y próximamente se tiene previsto habilitar otro en Aurora.

Idea del dispensador de cannabis

Frost, cuya experiencia es en análisis de datos de atención médica, desarrolló originalmente el concepto para adaptar la eficiencia de un sistema de autopago minorista a la industria cannábica, pues en su estado natal de Massachusetts, las esperas en los dispensarios pueden durar horas y algunas tiendas requieren que los clientes programen una hora de recogida para los productos pedidos por adelantado.

Y en vista que la pandemia de COVID-19 obligó a los dispensarios a realizar ajustes a la creciente demanda de pedidos en línea y recolección en la acera, Frost vio la oportunidad de ayudarlos a modernizarse y a entrar en la moda sin contacto.


Te puede interesar: Crean quiosco para ofertar cannabis en zona restringida de California


“Hay consumidores de cannabis con experiencia que no necesariamente necesitan esa interacción uno a uno con un budtender. Saben lo que quieren antes de entrar, están listos para entrar y salir (…) con COVID y el distanciamiento social y sin contacto, definitivamente también tenemos un atractivo allí”, relató Frost.

Proceso interactivo

Anna instaló cuatro máquinas expendedoras dentro de Strawberry Fields, donde los clientes pueden comprar flores, comestibles y aceites para vapear sin tener que interactuar con un budtender, solo elegir las opciones en un menú disponible en una pantalla táctil de 27 pulgadas y pagar ya sea con tarjeta de débito o efectivo, también se puede hacer un pedido por adelantado, utilizando la aplicación Anna y luego pagar directamente en la máquina.

Además de la expansión de Colorado y el debut en el mercado de Massachusetts, Anna evalúa el mercado de CBD y prevé colocar máquina con productos de cannabis no psicoactivos en estaciones de servicio y tiendas minoristas en un futuro próximo.

Etiquetas
Back to top button
Close
Close