Bienestar

Si usas cannabis medicinal ten cuidado con los niños

Algunos medicamentos a base de cannabis vienen en forma de dulces, eso ha conllevado a que muchos niños en medio de su curiosidad, ingieran el producto contentivo de THC y otros ingredientes

Con 33 estados donde el cannabis medicinal es legal para tratar diversas afecciones ya es común que en muchos hogares haya fármacos a base de marihuana, al igual que otros medicamentos tradicionales.

Ante ese panorama, las autoridades advierten que los usuarios de cannabis medicinal deben ser muy cuidadosos con sus productos y asegurarse de mantenerlos fuera del alcance de los niños, al igual y como se debe hacer con las medicinas convencionales e incluso hasta mayor precaución, ya que en ciertos estados del país norteño, algunas presentaciones de cannabis con fines medicinales vienen como snacks o golosinas, lo que llama aún más la atención de los pequeños.


Te puede interesar: Checa la legalidad de los comestibles con CBD en EEUU


El jefe del Centro de Control de Envenenamiento en Filadelfia, Kevin Osterhoudt advierte sobre una nueva tendencia alarmante: los niños entran en el escondite de sus padres de lo que parecen dulces.

Ahora la variable es que algunos medicamentos vienen en forma de dulces, eso ha conllevado a que algunos niños en medio de su curiosidad, ingieran el producto contentivo de THC y otros ingredientes.

Niños bajo efectos del THC

«Los padres a menudo reconocen que sus hijos actúan de manera divertida, no se despiertan o tienen movimientos extraños», relata Osterhoudt. «A menudo los llevan al departamento de emergencias de la región, donde al realizarle las evaluaciones correspondientes, les detectan THC en su organismo”, acota.

Osterhoudt recalca que un niño que come un caramelo entero con 400 miligramos de THC se puede intoxicar significativamente y aunque en la mayoría de los casos se recupera –agrega- pueden sufrir algún accidente mientras se encuentran bajo esos efectos.

Los padres deben tratar este ‘dulce’ como un medicamento y mantenerlo bajo llave y fuera del alcance de los niños”, recalca Osterhoudt.

Etiquetas
Back to top button
Close
Close