Bienestar

¿Por qué preferir el CBD sobre un fármaco para tratar el insomnio?

En esta nota establecemos una comparativa entre el aceite de CBD y los somníferos para determinar cuál es la opción más conveniente

El insomnio es un grave trastorno que puede afectar a una buena parte de la población. Al dormir menos el sistema inmunológico se debilita y la calidad de vida de la persona desmejora notoriamente. Existen diversos motivos que desencadenan la enfermedad, la mayoría de ellos, tienen que ver con factores psicológicos y el ritmo del mundo marcado por el ajetreo, el estrés y las preocupaciones, parece incrementar este malestar.

Ahora bien, en todos los casos, los médicos buscan que el paciente recobre un sueño de calidad y con ello, alcance un proceso regenerador que le permita estar bien durante las actividades cotidianas.


Te puede interesar: ¿Te imaginas dormir sobre una almohada con CBD?


Hay diversos recursos para tratar el insomnio, algunos de ellos tienen que ver con terapias conductuales, otros en su buena parte, depende de somníferos que propician el sueño, fuera de estas opciones existe una alternativa natural que puede ayudar a dormir mejor, se trata del CBD (Cannabidiol), un cannabinoide presente en la planta de cannabis, con la particularidad que no posee piscoactividad.

Ante estos tratamientos y a la hora de medicarse muchos se preguntan ¿Por qué preferir el cannabis sobre un fármaco contra el insomnio?, para despejar esta interrogante es necesario establecer una comparación entre un medicamento para dormir y el CBD, eso permitirá saber cuál opción es la mejor.

Comparativa entre el CBD y fármacos para dormir

Por lo general, los somníferos son fórmulas farmacológicas que generan una alteración en el cerebro para llevar a una etapa de sueño, en ese proceso, su composición actúa como un fuerte sedante o ansiolítico que causa este efecto en la persona que lo consume; en cambio el CBD trabaja como un ansiolítico natural que conlleva a un estado de relajación, disipa el estrés y la persona descansa sin ningún tipo de preocupación.

En esa comparativa, sale a relucir que los somníferos suelen desarrollar un alto grado de tolerabilidad en el paciente, es decir el usuario se acostumbra a la dosis y tiende a querer aumentarla, lo cual puede desencadenar efectos colaterales, mientras que, con el CBD el usuario mantiene la dosificación.


Te puede interesar: ¿Qué pasa al dormir con una dosis de marihuana?


Un problema mucho mayor en cuanto a los somníferos es que tienden a generar dependencia, el usuario se acostumbra al medicamento y le resulta difícil cumplir ciertos hábitos sin recurrir al producto, en este caso, el paciente busca consumirlo para poder dormir; por su parte, el CBD no es para nada adictivo y así lo refleja diversos estudios, cualquier persona puede utilizarlo en un momento y dejarlo de consumir sin ningún inconveniente o secuela.

Esta comparativa demuestra que el CBD puede ser mucho mejor frente a los medicamentos convencionales, así que evalúalo si por las noches te cuesta dormir o te despiertas constantemente.

Etiquetas
Back to top button
Close
Close