Bienestar

Las horas de sueño pueden estar relacionadas con el consumo de marihuana en adolescentes

Investigadores sostienen que aquellos jóvenes que duermen pocas horas son propensos a consumir cannabis frente a quienes dedican el tiempo adecuado al sueño 

Los adolescentes que duermen poco son propensos al consumo de marihuana y alcohol, así lo sugiere un nuevo estudio que llevó a cabo un equipo de investigadores de la Academia Estadounidense de Medicina del Sueño y sus resultados fueron publicados en la revista Sleep.

Para realizar tales afirmaciones, los autores captaron a jóvenes estudiantes y los dividieron en dos grupos, uno de ellos integrado por personas con edades comprendidas entre los 12 y 1 8 años y otro de 19 a 27 años, a quienes les evaluaron las horas del sueño y su tendencia al consumo de cannabis y licor.


Te puede interesar: Consumo de marihuana se mantiene estable entre adolescentes estadounidenses tras la legalización


Tras el análisis, los autores determinaron que los adolescentes que dedicaron pocas horas al sueño predijeron el consumo de marihuana, solo en los estudiantes más jóvenes, mientras que diferentes patrones de características del sueño predijeron el consumo excesivo de alcohol en ambos grupos.

“El sueño es un comportamiento modificable y quizás más fácil de modificar que perseguir directamente el consumo de sustancias. Además, otros estudios muestran que los jóvenes en edad universitaria están más dispuestos a escuchar sobre cambiar su sueño que cambiar su consumo de sustancias. Por lo tanto, centrarse en mejorar el sueño de los adolescentes, e incluso a través de retrasar la hora de inicio de la escuela, puede ser un enfoque infrautilizado pero eficaz para reducir el riesgo de uso problemático de sustancias”, manifestó el autor principal de la investigación.

Antecedentes

Como parte de los antecedentes figura un estudio de 2011, cuando representantes de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) efectuaron un sondeo a más de 12 000 jóvenes, el 68,9% informó que duerme menos de ocho horas en una noche promedio de la semana escolar. En 10 de 11 categorías, esos estudiantes eran más propensos a participar de conductas riesgosas frente a quienes dormían más de ocho horas durante los días de clase.

Ante tal comportamiento, los autores concluyeron que dos tercios de adolescentes estadounidenses que duermen menos de ocho horas por día durante la semana escolar son más propensos a fumar, beber y participar en peleas.

Árticulos relacionados

Back to top button