Bienestar

Al mercado de productos derivados del cáñamo se suman las gominolas con Delta 8 THC

Se trata de una golosina a base de un cannabinoide natural que se origina en el cáñamo con características muy similares al THC presente en la marihuana

El Delta 8 THC se ha vuelto tan popular en los Estados Unidos que ya es posible conseguir gominolas con este ingrediente derivado del cáñamo en varias marcas que se comercializan en los mercados donde el Delta 9 THC es ilegal.

Para entender mejor este nuevo producto es necesario explicar su composición, se trata de una golosina a base de Delta 8 THC, un cannabinoide natural que se origina en el cáñamo con características muy similares al Delta 9 THC que nace en la marihuana, con una diferencia que radica en una variación de la cadena de carbono.

Al parecer, esa modificación incide en los efectos, pues algunos usuarios sostienen que el Delta 8 THC proporciona un “subidón suave y relajante”, sin la ansiedad que a veces produce, su pariente, el Delta 9 THC.

Con esas propiedades, las gominolas con Delta 8-THC son un snack para un público adulto, preocupado por su salud, interesado en conseguir los efectos de Delta 9 THC de manera legal y sin experimentar la ansiedad, un producto comestible práctico para llevar a todas partes de una manera discreta y aprovechar su efecto en el momento y sitio preciso.

¿Cuántas gominolas consumir?

Al tener un paquete en mano, muchos se preguntan cuántas consumir, ¿la totalidad del contenido o solo una porción? y pues lo primero a tener en cuenta es que en el mercado existen diversas marcas, cada una de ellas, ofrece presentaciones con distinta cantidad de gominolas y concentraciones de Delta 8 THC.

Por lo general, se consiguen en concentraciones que oscilan entre los 10 a 20 mg. de Delta 8 THC por unidad, disponibles en paquetes contentivos de 10 a 30 gominolas.


Te puede interesar: ¿Cómo elegir las mejores gominolas con CBD?


Es fundamental que cada consumidor conozca a detalles la información del producto a utilizar, pues de esta manera pude administrar su propia dosis de acuerdo a sus gustos, teniendo en cuenta que la reacción no es estándar, sino que varía entre una y otra persona.

Para un principiante es recomendable que comience con dosis bajas, preferiblemente una o dos, e incremente con el paso de los días, si llegare a sentir la necesidad de potenciar los efectos.

Árticulos relacionados

Back to top button