Actualidad

Vuelve a sonar en el Congreso proyecto de ley para incluir la industria del cannabis al sistema bancario

La Cámara de los Estados Unidos acaba de reintroducir el proyecto de Ley Bancaria de Aplicación Justa y Segura (SAFE) 

Si bien, la industria del cannabis experimenta un crecimiento exponencial, e incluso ese ritmo no lo detuvo el tiempo de pandemia, sin embargo, el sector todavía carece de asistencia bancaria por una sola razón, la situación jurídica de la marihuana y es que en el ámbito federal la planta todavía es ilegal, por tal razón los bancos se reservan el derecho de prestar sus servicios.

Esto ha traído como consecuencia que las compañías del rubro cannábico tengan serias dificultades para acceder a créditos, solicitar instrumentos financieros, efectuar las deducciones comerciales relacionadas con impuestos, se ven obligadas a manejar grandes cantidades en efectivo y en general, no pueden hacer uso de los servicios bancarios.

Ante ese panorama, en el Congreso se ha planteado el proyecto de Ley Bancaria de Aplicación Justa y Segura (SAFE) que, de llegar a aprobarse, permitiría a los bancos brindar asistencia a la industria del cannabis. Ya en 2019 la Cámara dio el visto bueno con un margen de 321 a 103, pero el Senado no lo hizo.

Reimpulsan la propuesta

Este año vuelve a sonar, luego que la Cámara de los Estados Unidos acaba de reintroducir el proyecto de ley, un acto que cuenta con el respaldo de Ed Perlmutter y Nydia Velázquez, demócratas, además de Steve Stivers y Warren Davidson, republicanos, además recibió 100 copatrocinadores que también apoyan la iniciativa.

“El genio está fuera de la botella y lo ha estado durante muchos años. Miles de empleados y empresas en todo el país se han visto obligados a negociar montones de dinero en efectivo durante demasiado tiempo, y es responsabilidad del Congreso intensificar y tomar medidas para alinear las leyes federales y estatales para la seguridad de nuestros electores y comunidades. La necesidad de seguridad pública es urgente, y también ha surgido una necesidad económica y de salud pública con la pandemia que agrava aún más el problema de solo efectivo para la industria”, comentó el congresista Perlmutter.


Te puede interesar: En vigencia nuevas reglas sobre los cultivos de cáñamo


“En muchos estados, la industria se consideró esencial, pero se vio obligada a continuar operando en efectivo, lo que agregó un riesgo significativo para la salud pública para las empresas y sus trabajadores. Al comenzar nuestra recuperación económica, permitir que las empresas de cannabis accedan al sistema bancario también significaría una entrada de efectivo en la economía y la oportunidad de crear empleos bien remunerados. Gracias a los representantes Velázquez, Stivers y Davidson por su continuo apoyo al proyecto de ley, y espero trabajar con los senadores Merkley y Daines para que la Ley Bancaria SAFE sea aprobada en el Senado y promulgada como ley”, agregó.

Por su parte, el congresista Velázquez expresó: “La industria del cannabis ha estado operando con gran éxito, y muchos de estos negocios se consideraron esenciales a medida que la pandemia de coronavirus se afianzaba, sin embargo, sin la capacidad de utilizar de forma segura el sistema bancario, las empresas relacionadas con el cannabis se quedan atrás y recurren a tácticas que pueden amenazar la seguridad pública y el éxito económico. Es por eso que me enorgullece unirme a los representantes Perlmutter, Stivers y Davidson en la introducción de la Ley Bancaria SAFE, para permitir que estas empresas en los estados que han legalizado el cannabis accedan al sistema bancario, al igual que cualquier otro negocio disfruta actualmente. Si lo hace, ayudará a crear puestos de trabajo en comunidades de todo Estados Unidos, al tiempo que estimulará la economía a medida que nos recuperamos de las consecuencias de la pandemia».

Mientras que su homologo Stivers indicó: “Tenemos la responsabilidad de legislar para la realidad en la que vivimos, y la realidad es que a las empresas legales en treinta y tres estados, incluido Ohio, se les niega el acceso al sistema bancario y se las obliga a asumir enormes riesgos como resultado de operar únicamente en efectivo. La Ley Bancaria SAFE trata de mantener a las personas seguras, algo que 321 de mis colegas reconocieron el año pasado. Espero que este proyecto de ley llegue hasta el escritorio del Presidente en este Congreso».

Árticulos relacionados

Back to top button