Actualidad

No hay impedimento para la legalización del cannabis

En el Pleno de la 65ª Comisión de Estupefacientes de Naciones Unidas realizado en marzo pasado se presentó un informe independiente que citó la Convención Única sobre Estupefacientes de 1961 e indicó que como tal no existe una prohibición en torno a la legalización de la marihuana

Hace unas décadas la marihuana estaba completamente prohibida por la normativa vigente, un paradigma que está cambiando en los últimos años cuando más países se suman a la legalización de la planta y es que cualquier nación tiene la potestad plena para discutir el tema y hacer cambios en su normativa legal.

Es necesario dejar claro que no existen impedimentos para la legalización del cannabis y así lo asegura un reciente informe, el cual argumenta que la Convención Única sobre Estupefacientes de 1961 como tal no prohíbe el cannabis, sino lo clasifica en un listado de drogas para controlar su uso, esa disposición permite que los países firmantes regulen los usos adultos de esta sustancia vegetal.

Si bien, después de la convención del 61 surgieron otras convenciones como la de 1971 y 1988, estas como tal, recalca el informe, se adhieren a los preceptos de 1961 en lo referente al cannabis y, por lo tanto, quedan supeditadas a la interpretación de la primera.

Al respecto, el autor del informe, el investigador independiente Kenzi Riboulet-Zemouli, considera que en la Convención del 1961 hay numerosos silencios sobre temas clave del cannabis que, a su juicio, lo hicieron de forma adrede para permitir una interpretación amplia que permitiera a los países firmantes usar la planta de distintas formas.


Te puede interesar: DEA autoriza nuevos espacios para cultivar marihuana con fines investigativos


De hecho, el informe señala que los primeros borradores de la Convención del 61 se hacía alusión explícita a la “prohibición del cannabis”, pero dicho precepto fue cambiado más tarde por “control del cannabis” a petición de los firmantes.

En el documento, Kenzi Riboulet-Zemouli también repasa varios de los artículos de la convención de forma exhaustiva, haciendo énfasis en el lenguaje utilizado y en esa revisión notan dos frases: “medicinales y científicos” y “distinto a los medicinales y científicos”, con este último se interpreta una posible regulación del uso recreativo o consumo adulto.

Luz verde a la legalización

El informe que supone una novedosa y significativa interpretación concerniente a la legalización del cannabis, fue presentado públicamente en marzo pasado durante el Pleno de la 65ª Comisión de Estupefacientes de Naciones Unidas. “La Convención única a veces es interpretada equivocadamente (…) Sí, la Convención permite a los Estados Miembros prohibir el cannabis. Pero sí, también, el artículo 2 párrafo 9 de la Convención única permite a los países legalizar la industria del cannabis no-médico, de buena fe, al tiempo que se reduce el daño y reconciliando sus obligaciones en virtud del derecho internacional, en otras palabras: en cumplimiento. Ambas interpretaciones son posibles, ambas interpretaciones son legítimas.”, manifestó Michael Krawitz, veterano y miembro del Consejo Asesor de Salud Pública de Cannabis de Virginia.

Árticulos relacionados

Back to top button