Actualidad

Mira cuánto puede tardar en despegar la industria del cáñamo en Ecuador

Un experto de la industria del hemp habla sobre los costos de inversión y el tiempo en el cual se consolidaría un proyecto en el área 

En 2020 Ecuador legalizó el uso industrial del cáñamo y en ese año, se trabajó en la reglamentación para regular el sector y se definieron los tipos de licencias, aunque todavía falta emitir el documento final, donde se establezcan costos y otros requisitos.

Con lo que se conoce hasta ahora, el experto en el área, Juan García, quien se ha desempeñado como técnico en la industria del hemp de Estados Unidos y América Latina, actualmente forma parte del equipo de Cáñamo Ecuatorial y Greenvestech, considera que a Ecuador le tome aproximadamente dos años despegar.

¿En cuánto tiempo se ejecuta un proyecto con cáñamo?

García explicó que una vez las autoridades emitan el documento final sobre licencias, el trámite para realizar la solicitud demore entre uno a dos meses, luego los seleccionados les correspondería aplicar las respectivas pruebas, basándose en dónde están ubicados los cultivos, el tipo de tierra y de siembra, según el objetivo que buscan. “Si alguien tuviera todo armado y el terreno listo para sembrar la planta esta se demora cuatro meses en crecer”, detalla García.

Especifica que si se trata de producción y procesamiento con fines medicinales, se necesita un centro de secado, uno de triturado, almacenamiento, laboratorio de extracción, una infraestructura que se puede armar en 3 o 4 meses, siempre y cuando se cuente con la logística necesaria.

Inversión en la industria del Hemp

Al hablar de inversión, detalló que los costos de producción dependen del objetivo de la siembra, si va a ser bajo invernadero o no. En caso de tratarse de un emprendimiento en el área comercial o de genética, recomienda comenzar con costes bajos, “es importante ir aprendiendo en el camino porque este negocio es algo distinto y se tiene que tomar con cuidado”, acota.

También advierte que “el valor inicial como cualquier negocio es más costoso, porque se debe poner la infraestructura del invernadero, sistema de riego, licencias, abogados, constitución de la empresa, asesoría técnica, pero una vez que tienes eso es más fácil porque la siguiente vez solo adquieres semillas y te dedicas a producir”, recalca.


Te puede interesar: Ecuador incorpora el cáñamo a su alimentación


García deja claro que una vez se cumplan los requisitos y se haga la inversión que pudiera ser este año, correspondería evaluar los procesos de prueba y ajustes de producción que tomaría aproximadamente otro año, a tal efecto, calcula dos años para que la industria despegue oficialmente y entonces, se obtengan hasta tres cosechas anuales, que en el ámbito medicinal, arrojaría entre 25.000 y 50.000 dólares por hectárea aproximadamente, una variante que dependerá de los mercados internacionales.

Back to top button