Actualidad

Le allanaron la vivienda por elaborar aceite de cannabis y ahora los pacientes salen en su defensa

Las autoridades de Puerto Rico allanaron la vivienda de una mujer que fabricaba aceite de cannabis, en el procedimiento, decomisaron sus productos y materia prima, lo cual causó el descontento de usuarios

El caso de Rosana Vier es muy sonado en Puerto Rico y acapara los titulares de la prensa nacional. Se trata de una mujer a la que le allanaron su vivienda por fabricar aceite de cannabis y ahora los pacientes la defienden.

La historia comienza hace seis años cuando Rosana Vier vio a su hermano padecer severas convulsiones a causa de la epilepsia refractaria y la mujer se enteró que el cannabis ayudar a tratar esa enfermedad. Fue entonces cuando decidió cultivar la planta en su casa y procesarla para obtener el aceite.


Te puede interesar: Aprende sobre el aceite de cannabis para tratar la epilepsia


Tras suministrar la fórmula a su hermano notó mejoría, sus convulsiones se redujeron, así que Vier continuó con la preparación y al enterarse que otras personas se encontraban en la misma circunstancia optó por compartir su producto casero para ayudarles a quienes padecen ciertas afecciones.

El nombre de Vier comenzó a sonar, hasta que hace poco, las autoridades allanaron su vivienda, decomisaron toda su producción de aceite y la materia prima que tenía. El procedimiento policial generó molestias entre los pacientes, quienes salieron en defensa de Vier.

Pacientes y familiares apoyan a Vier

Entre los casos figura el de Ana Szymczak, madre de Mariana, una joven que padece varias patologías desde hace más de 30 años, es insulinodependiente, tiene hipotiroidismo y la enfermedad de Addison o insuficiencia suprarrenal, un trastorno poco común que se produce cuando el cuerpo no genera suficiente cantidad de determinadas hormonas.

Szymczak relata que su hija pasó por diversos tratamientos médicos, pero ninguno era efectivo, hasta que por referencia escuchó de Vier acudió a ella para conseguir el aceite de cannabis que le dio a Mariana. “Desde que empecé a darle mejoró el 90 por ciento”.

Al referirse específicamente a la cantidad de convulsiones, dijo que fueron disminuyendo de manera significativa de 14, pasamos a una o dos cada mes”, en cuanto a la insulina indicó: “Mi hija antes se hacía 50 unidades de insulina y actualmente se está haciendo 20”.

Ahora, la progenitora está preocupada ya que al quedarse sin el aceite de cannabis a Mariana se le pueden multiplicar las convulsiones y decaer.

Otro caso es el de Manuela, abuela de Oliver, un niño de poco más de 3 años de edad diagnosticado con autismo severo no verbal y encontró en el aceite de cannabis de Vier una gran ayuda.


Te puede interesar: CBD controla síntomas del autismo


Ahora a Manuela le preocupa quedarse sin el medicamento natural, “si Oliver (su nieto) no usa el aceite es fatal”, expresó. “Ya nos había pasado, nosotros sabemos lo que es estar sin las gotitas y no quiero imaginarme como sería hacer ese retroceso…volveríamos a sus insomnios y todo lo que ello implica”, detalló.

Así como Ana y Manuela, hay otros pacientes y sus allegados en la isla que se ven afectado por el allanamiento practicado por las autoridades a la casa de Vier. Vale destacar que en Puerto Rico es legal el cannabis medicinal desde 2017 bajo una estricta regulación, donde se establece que para optar a los productos cannábicos, el paciente debe tener una prescripción médica, inscribirse en un registro nacional y adquirir el tratamiento en farmacias autorizadas.

Árticulos relacionados

Back to top button