Actualidad

La marihuana legal resta espacio al mercado negro en Canadá

En el segundo trimestre del año el mercado formal comercializó la flor seca de cannabis a un precio más bajo que los vendedores informales

Una de las principales razones de los países que legalizan la marihuana es acabar con el narcotráfico y todo parece indicar que se cumplen los objetivos, por lo menos así ocurre en Canadá, el primer país del G7 en permitir el consumo recreativo de la planta desde hace ya dos años. En la actualidad, ese comercio le ha permitido restar espacios al mercado ilegal.

Hoy día, la participación del comercio legal de cannabis llegó a 46%, hace un año, la penetración del sector formal era solo de 29%, ese significativo repunte, se debe a una baja en los precios de la flor seca de cannabis, así como un cambio en el patrón de consumo relacionado con la pandemia.

Precios más bajos y cambios de consumo por pandemia

Llama la atención el comportamiento del mercado nacional durante el segundo trimestre (abril-junio) del año, cuando el cannabis legal registró un valor de venta menor al de las calles. La Ontario Cannabis Store (OCS), vendedor mayorista y único comercializador online autorizado en esta provincia, registró un precio promedio por gramo de flor seca de marihuana, incluyendo impuestos, de US$5,42, mientras la media de los vendedores ilegales fue de US$6,14.

La pandemia del COVID-19 también estimuló el crecimiento del mercado legal, pues muchos compradores evitan salir a la calle e interactuar con su “dealer”, en su lugar, prefieren recurrir a un dispensario de confianza.

Tales factores empujaron las ventas, lo que conllevó a un nuevo record en junio, cuando alcanzó los US$201 millones, una cifra que refleja un incremento de 119% en comparación al mismo mes de 2019, mientras que los ingresos anualizados a julio ascendieron los US$1.700 millones.

Escenario del cannabis en Ontario

Las cosas podrían mejorar aún más a corto plazo, pues las autoridades se enfocan en potenciar la industria en Ontario, provincia que concentra la mayor cantidad de habitantes del país y donde la legalización inició seis meses más tarde que en el resto del país.


Te puede interesar: Nuevas bebidas infundidas con cannabis llegan a Canadá


Ontario cuenta solo con 180 tiendas de marihuana, pero pronto se multiplicará y es que ya hay luz verde para abrir 40 establecimientos por mes y hasta han realizado atractivas ofertas de esta manera se considera crecería el mercado legal de la región, donde existe una limitación en el acceso a fuentes autorizadas, lo cual ha provocado que la migración del mercado ilícito al formal sea más lenta que en el resto de provincias del país.

Y es que mientras a nivel federal las cifras muestran que casi cinco de cada 10 consumidores recurren al mercado legal, en Ontario este indicador está en uno de cada cuatro, pero esto está por cambiar.

Etiquetas
Back to top button
Close
Close