Actualidad

¿Interesado en incursionar en el negocio del cannabis colombiano? Esta guía legal te puede servir

Catalina Pinilla, socia de Dentons Cardenas & Cardenas, anunció el lanzamiento de una guía para entender la legislación que permita aclarar cualquier duda con respecto a producción, comercialización, importación y exportación de la planta y en esta nota, abordamos algunos puntos fundamentales

Colombia destaca como uno de los países de Latinoamérica con mayor avance en la industria del cannabis, debido a que posee un marco jurídico avanzado con respecto a la región, clima privilegiado para los cultivos y geografía estratégica para la exportación.

Esas características despiertan el interés de emprendedores interesados en incursionar en el negocio, sin embargo, es necesario comprender las regulaciones vigentes para poder cumplir los requerimientos y tener éxito en el cometido.

Al respecto de esta normativa, la abogada Catalina Pinilla, socia de Dentons Cardenas & Cardenas, ofrece una guía legal para entender la legislación que permita aclarar cualquier duda con respecto a producción, comercialización, importación y exportación de la planta.


Te puede interesar: Conoce el nuevo reto de la industria del cannabis en Colombia


Según la especialista, la guía recoge unas preguntas básicas sobre la regulación de cannabis en diferentes países de Latinoamérica, con lo cual es posible tener un bosquejo sobre las actividades permitidas, es decir, si se permite el uso veterinario, científico, medicinal, recreativo o solo algunas de ellas.

Lo legal en colombia

En ese abordaje, se detalla el esquema que se ejecuta en tierras neogranadinas e indica que en Colombia es legal el cannabis para fines medicinales y científicos, mientras que su uso en comida y bebida solo se ha asomado, pero todavía no está incluido en la regulación, por lo tanto, es ilegal.

Específica que, en el ámbito medicinal y terapéutico, están permitidos los medicamentos y las fórmulas magistrales, ambos por facultativo médico que específica la dosis a utilizar, mientras que los laboratorios fabricantes deben contar con una licencia de las autoridades.


Te puede interesar: Exportaciones de cannabis colombiano crecieron durante la pandemia


En cuanto al cultivo y producción de cannabis es necesario contar con una autorización ya sea del Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (Invima) o del Ministerio de Derecho y Justicia, entes responsables de otorgar cuatro tipos de licencias:, según su competencia:

  1. Semillas para la siembra
  2. Cultivos no psicoactivos
  3. Cultivos psicoactivos
  4. Derivados del cannabis psicoactivo (aceite, tintura o materia prima de otro producto)

El umbral para definir la psicoactividad es de 1% de THC, es decir, por debajo de ese límite la semilla o planta se considera no psicoactiva, en cambio, si lo supera, es calificada como psicoactiva.

Árticulos relacionados

Back to top button