Actualidad

Hay cultivos de mala calidad en lugares donde se prohíbe el cannabis

En España la marihuana es ilegal, quienes acceden a ella, deben hacerlo bajo la clandestinidad, pero un estudio encontró que más de la mitad del cannabis que se adquiere en Madrid contiene agentes fúngicos

En España un considerable sector de la población consume cannabis a pesar de que es ilegal. Quienes recurren a la planta deben hacerlo bajo la clandestinidad, en ese proceso, al menos en Madrid, se encuentran con que más de la mitad de la marihuana disponible es de mala calidad, así lo señala un reciente estudio a cargo del farmacéutico y Doctor en Ciencias de la Salud, Manuel Pérez Moreno, en colaboración con la Universidad Complutense de Madrid, la Alfonso X El Sabio, la Universidad de Extremadura y la Fundación CANNA.

Los encargados de la investigación evaluaron 40 muestras de cannabis provenientes de las ventas informales en 18 de los 21 distritos existentes en Madrid, tras el análisis, encontraron que el 62.5% de la materia vegetal analizada poseía varios agentes fúngicos.


Te puede interesar: Crece consumo recurrente de cannabis en España


En particular, el género fúngico predominante fue el Penicillium, que apareció en el 35% de las muestras, seguido del Mucor, que apareció en el 32,5%, según subraya el informe.

Cultivos de cannabis inapropiados

Los autores consideran que esa contaminación encontrada en el cannabis se origina por cultivos en un ambiente sucio, contaminado, poco ventilado y en unas condiciones de humedad y temperatura no adecuadas, probablemente en lo que se denomina un cultivo indoor o de interior, a cargo de personal con pocos conocimientos en la elaboración de productos destinados al consumo humano.

“Si tenemos en cuenta que la marihuana es consumida tanto por personas sanas como por un número importante de personas enfermas, la presencia de una elevada carga fúngica en las muestras o el crecimiento de hongos toxigénicos, podría desencadenar un serio problema de salud pública”, advierte el informe.

El estudio también determinó que la marihuana comercializada de manera clandestina es baja en CBD y alta en THC, esa composición limita en gran medida su uso terapéutico que tiende a valerse del CBD por sus características analgésicas y antiinflamatorias.


Te puede interesar: En España prolifera la marihuana con alto THC


La situación pudiera ser otra si el país ibérico llegare a legalizar el cannabis, pues se crearían normas para regular la producción, procesamiento, manufactura y comercialización de la planta, lo que a su vez generaría seguridad a los consumidores.

Árticulos relacionados

Back to top button