Actualidad

Exigen mayor acceso al cannabis medicinal y autocultivo en Perú

La oferta actual de cannabis en tierras peruanas es muy limitada y solo unos pocos pueden acceder a este tipo de productos, otros deben abstenerse o recurrir al mercado negro, por tal razón piden a las autoridades una regulación más amplia

Perú legalizó el cannabis medicinal en 2017, sin embargo en todo este tiempo han sido poco los avances que se han logrado en la tierra de los Maya y es que se tuvo una larga espera para su reglamentación y ahora son pocas las firmas autorizadas para la distribución de los productos cannábicos y ninguna tiene licencia para sembrar la planta, por si fuera poco, solo tres farmacias en Lima son las que comercializan estas preparaciones a base de marihuana, limitando el acceso a todos aquellos pacientes que se encuentran en el interior del país.

Esa situación ha conllevado a los activistas, pacientes y sus familiares o allegados a exigir se garantice el cannabis con fines medicinales y se legalice el autocultivo para facilitar el abastecimiento.

Una ley incompleta, según Francesca Brivio

La ley de 2017, que dio luz verde a la importación, producción y comercialización del cannabis y sus derivados para usos terapéuticos, fue una «victoria cultural» para el país suramericano, aunque demostró ser «incompleta» para los pacientes, quienes se vieron forzados a seguir recurriendo al mercado paralelo.

Así lo manifestó en una entrevista a la agencia de noticias Efe la actriz, comunicadora y activista, Francesca Brivio, quien en 2009 fue diagnosticada con mastocitosis sistémica, una enfermedad que se mantiene en la sangre, no tiene cura y potencialmente podría ser mortal.

La actriz Francesca Brivio utiliza cannabis medicinal para tratar su mastocitosis sistémica 

Brivio comenzó a experimentar varios síntomas de la enfermedad como fatiga, dolores, inflamación de órganos y problemas gastrointestinales. “Los dolores me arrancaban el útero, varias costillas y hasta la cabeza del fémur”, relató la actriz, quien deja claro que no había sido fumadora habitual de marihuana, hasta que en 2013 dio un par de caladas a un porro y notó bienestar. “No me había sentido tan bien en muchísimo tiempo”, recalcó.

Cannabis una alternativa para la salud

Dada esa experiencia, Brivio optó por sustituir los 32 fármacos que tomaba hasta ese momento por el cannabis que conseguía en el mercado negro. A la par, se convirtió en la voz de lucha de los derechos de todas aquellas personas que ameritan el cannabis para tratar alguna afección crónica y poder vivir mucho mejor.

Como parte de su accionar y en representación de estos pacientes, Brivio enfatiza a diario la necesidad de garantizar el acceso a la planta, principalmente a quienes se encuentran en provincia, donde no hay ni una sola farmacia que ofrezca los productos cannábicos.


Te puede interesar: ¡Al fin! México reguló el cannabis medicinal


También impulsa el autocultivo y es que a la fecha la actriz, como muchos otros, recurre a la clandestinidad para obtener las flores de cannabis y poder vaporizarlas, pues el Estado no proporciona esta parte de la planta y tampoco permite el autocultivo.

Por tal razón, la actriz fundó la asociación «Cannabis, gotas de esperanza» que, junto con la Federación de Cannabis Medicinal de Perú (Fecame), incentivó en octubre de 2020 la aprobación de un nuevo proyecto de ley en el Congreso para permitir el autocultivo y el cultivo asociativo de cannabis medicinal. Una propuesta que se mantiene en trámite en el Parlamento.

Árticulos relacionados

Back to top button