Actualidad

Esto es lo que pasa en Texas bajo la prohibición del cáñamo fumable

Los artículos fumables a base de cáñamo cobraron auge en el estado, pero una nueva normativa prohíbe ese tipo de productos. La medida ha causado descontento

En 2019, el gobernador de Texas Gregg Abbott firmó el proyecto de ley 1325 de la Cámara de Representantes, que legalizó el cultivo, posesión y venta de cáñamo industrial, el cual se caracteriza por poseer menos del 0,3% de Delta-9 THC, un cannabinoide con propiedades psicoactivo que se encuentra en las plantas de cannabis.

Desde entonces, las ventas de derivados de la planta comenzaron a cobrar auge, particularmente con la flor del cáñamo se producen tés, lociones, alimentos, entre muchos otros consumibles para uso diario.

En esa oferta, figuran los productos fumables a base de cáñamo, los cuales ganaron popularidad, e incluso, hay quienes consideran que, en comparación con el CBD, esta opción es más satisfactoria.

Prohibieron el cáñamo fumable

Ahora bien, bajo la nueva ley, el Departamento de Agricultura del estado consultó con el Departamento de Servicios de Salud del Estado para adoptar reglas que regulen la venta de productos de cáñamo. Una de las medidas, que el estado comenzó a ejecutar el pasado 2 de agosto es no vender flores de cáñamo para fumar.

A tal efecto, las tiendas de CBD, smokeshops y otros minoristas ya no pueden vender productos de cáñamo para fumar, pero sí otros artículos de cáñamo consumible.


Te puede interesar: Texas cuenta con un nuevo programa para regular el cáñamo consumible


No están claros los motivos de la prohibición, se presume que esto se deba a la similitud de la flor de cáñamo con su pariente, la marihuana, aunque en su genética y efecto su diferencia es notoria.

Molestia entre vendedores y usuarios

El caso es que la nueva normativa produjo malestar entre vendedores y algunos usuarios, aunque técnicamente cualquier persona mayor de edad puede comprar flores de cáñamo en Dallas, siempre y cuando la etiqueta no diga que el cáñamo es para fumar.

Pero eso no significa que todas las tiendas que venden flores de cáñamo continuarán vendiéndolas. Esta regulación podría llevar a los consumidores de Texas a comprar de fuentes ilegales si sus proveedores de CBD y cáñamo de elección no se ajustan a la regla.

Las empresas que sigan conservando la flor de cáñamo deberán encontrar formas creativas de comercializar sus flores y mantenerse alejadas de términos como «fumable».

Etiquetas
Back to top button
Close
Close