Actualidad

Esta es la primera vez que la humanidad utilizó marihuana

El equipo de Meng Ren realizó una investigación en la cual descubrió el lugar y el año exacto en que el hombre consumió la hierba

La marihuana data de tiempos milenarios. Una reciente investigación asegura que la humanidad comenzó a utilizar la hierba hace 2500 años en la zona más oriental de las montañas de Pamir, en China.

En ese lugar, uno o varios individuos introdujeron cannabis en un brasero con piedras calientes e inhalaron su humo hasta conseguir sus efectos psicotrópicos. Los investigadores consideran que probablemente lo hicieron como parte de un ritual para despedir a sus muertos, puesto que las pruebas de la presencia de marihuana se han hallado entre los restos de diez recipientes de madera presentes en ocho tumbas del cementerio de Jirkanzal.

El hallazgo, que ha sido obra del equipo de Meng Ren, fue reseñado esta semana en la revista Science Advances en el que se detalla el resultado del análisis mediante espectrometría de masas en el que aparece la señal química inconfundible del cannabis, y en particular de una variedad con una cantidad elevada de la sustancia que provoca los efectos psicoactivos, el tetrahidrocannabinol (THC).

En opinión de los encargados de la investigación, esto es una evidencia de que las personas que vivían en este lugar estaban seleccionando las plantas con mayores concentraciones de THC y usándolas para su consumo, la primera prueba directa de cómo se empezó a consumir esta sustancia en una comunidad humana.

Antecedentes

Anteriormente se tenían pruebas arqueológicas del cultivo de la planta del cáñamo en el sudeste asiático hace al menos 6.000 años, pero la diferencia es que estas variedades, al igual que las salvajes, no tenían propiedades psicoactivas.

Este nuevo análisis, junto al hallazgo anterior de restos de cannabis en otros enterramientos más al norte, en la región de Xinjuang, sitúan el origen de ese consumo en esta zona ubicada en el corazón de Asia.

Los hallazgos apoyan la idea de que las plantas de cannabis fueron cultivadas por primera vez por sus componentes psicoactivos en las regiones montañosas del este de Asia Central y que desde allí se extendió a otras regiones del mundo, asegura Nicole Boivin, directora del Instituto Max Planck para el Estudio de la Historia Humana y coautora del trabajo.

Bajo esa tesis, además creen, que los pasos en las montañas de Pamir jugaron un papel fundamental en el comercio primitivo entre Asia y Europa.

Lo que parece claro, a juicio de los autores, es que este primer consumo de cannabis iba indisociablemente unido a un ritual relacionado con los muertos, puesto que la sustancia aparece en los braseros rellenos de guijarros del interior de las tumbas sobre las cuales colocaban un montículo y anillos de piedras blancas y negras. Fumar cannabis formaba parte, probablemente, de la ceremonia de enterramiento y quizá pudo considerarse como una forma de comunicarse con los dioses o los muertos, de acuerdo a los investigadores.

Este estudio del consumo primitivo cannabis nos ayuda a entender las prácticas humanas más antiguas y nos habla del conocimiento intuitivo de los humanos sobre los fitoquímicos de las plantas”, asegura Yimin Yang, coautor del trabajo que ha estudiado los residuos orgánicos arqueológicos en el sudeste asiático en los últimos diez años.

Árticulos relacionados

Back to top button