Actualidad

El cáñamo, una alternativa ecológica para frenar el COVID-19

Un emprendimiento francés creó la primera mascarilla compostable hecha a base de cáñamo

La pandemia del COVID-19 cambió el estilo de vida en todo el mundo, millones de personas protegen sus cuerpos con distintos implementos sanitarios para prevenir la enfermedad, pero ese hábito trae un nuevo problema y es la contaminación del medio ambiente.

De acuerdo a un estudio publicado en la revista Environmental Science and Technology, en todo el mundo, cada mes se utilizan aproximadamente 129 mil millones de mascarillas desechables y 65 mil millones de guantes, pero la mayoría de los equipos de protección de un solo uso están hechos de plásticos, incluidos polipropileno, polietileno y vinilo

Mucho de estos artículos van a parar a los océanos, donde podrían pasar hasta 450 años en descomponerse y causar daños al ecosistema, según el grupo de campaña Waste Free Oceans.

Ante esa problemática y en vista que es necesario protegerse del virus, se requiere buscar soluciones y una de ellas puede ser el cáñamo, una alternativa ecológica para frenar el covid-19 y así lo demuestra un emprendimiento en un área rural de Francia.

Mascarilla ecológica

En una pequeña factoría francesa que utiliza la fibra del cáñamo para fabricar textiles, tomaron la decisión de cortar estas telas en lienzos para diseñar mascarillas, pero no cualquiera, sino que se valieron de la versatilidad de la planta para elaborar tapabocas compostables, es decir que al desecharse, se descompone rápidamente en el ambiente sin causar un impacto negativo.

La mascarilla de cáñamo es práctica y ecológica

“Es una herejía no prohibir los productos de polietileno, materiales que se envían a todos los rincones del mundo. Utilicé materiales agrícolas locales ”, dijo a Reuters TV Frédéric Roure, presidente fundador de Geochanvre, la primer mascarilla compostable.


Te puede interesar: En Florida apuestan por el cáñamo para impulsar la agricultura


El fabricante explicó que los lienzos de fibra de cáñamo se pasan a través de compresores y rodillos antes de emerger al final de la línea como láminas planas que son cortadas y dobladas a mano, no posee ningún tipo de pegamento ni aditivos sintéticos, únicamente está forrada con un velo protector oscuro en almidón de maíz compostable y su banda elástica es reciclable.

Sin duda una mascarilla que no solo protege al usuario, sino también al ambiente.

Etiquetas
Back to top button
Close
Close