Actualidad

Crecen los cultivos domésticos de marihuana en Canadá

Un Programa de Cannabis Medicinal vigente en el país otorga permisos para cultivar la planta en casa de manera controlada, una práctica que está en considerable aumento al punto de llegar a preocupar a las autoridades

Los cultivos de marihuana están creciendo en los hogares canadienses, según revelan los reportes oficiales y esto preocupa a las autoridades, pues aunque el Programa de Cannabis Medicinal concede los permisos para cultivar en casa de manera controlada, esta práctica aumenta exponencialmente.

De acuerdo con el ente regulador, las autorizaciones aumentaron a 36,2 gramos a finales de marzo pasado, en comparación con los 25,2 gramos de octubre de 2018, mientras que el promedio de compras de marihuana por parte de los pacientes registrados, que pueden adquirir cannabis de productores y vendedores médicos autorizados, se han mantenido a un nivel de 2 a 2,1 gramos por mes.

Los datos del Ministerio de Salud de Canadá muestran que a finales de septiembre unas 43.211 personas fueron autorizadas para cultivar marihuana en casa para su uso médico personal, mientras que 377.024 personas estaban registradas como pacientes que necesitaban acceso al cannabis por razones médicas.

Preocupación por el panorama

“Al Ministerio de Salud de Canadá le preocupa que las elevadas cantidades diarias autorizadas estén, en unos pocos casos, dando lugar a un uso indebido del cultivo de marihuana en casa en el marco de acceso al cannabis con fines médicos y estén socavando la integridad del sistema”, manifestó el organismo regulador.

Salen a colación recientes actuaciones policiales, en particular, los operativos de la Policía de la Provincia de Ontario (OPP) que en octubre pasado llevó a cabo una serie de redadas y aunque en la mayoría de los lugares han mostrado autorizaciones para el cultivo de la planta, se han detectado varias irregularidades.


Te puede interesar: En esta provincia de Canadá hacen oferta con la marihuana


Al respecto, Jim Walker, detective de la Policía Provincial de Ontario, explicó que en algunos casos, las personas autorizadas para un cultivo de uso personal, que se supone debían cuidar las plantas, ni siquiera vivían en el sitio y en su lugar, se encontraban migrantes encargados de atender estas siembras, que se presume, sean en parte destinadas al mercado negro.

Árticulos relacionados

Back to top button