Actualidad

Con financiamiento especial impulsan fabricación de ladrillos ecológicos a base de cáñamo

Como parte de un programa de investigación e innovación para pequeñas empresas, la Agencia de Protección Ambiental (EPA) benefició a una compañía dedicada a la fabricación de ladrillos a base de cáñamo

Entre los múltiples usos que tiene el cáñamo, resalta su aporte en el sector construcción y es que con la fibra de la planta mezclada con otros materiales, se pueden fabricar piezas de concreto, conocidas como Hempcrete, un bloque utilizado en estructuras ecológicas.

Consciente de lo útil y práctico del hempcrete, la Agencia de Protección Ambiental (EPA) anunció hace poco que está otorgando una subvención por la cantidad de 100,000 dólares a una empresa con sede en el estado de Washington para apoyar el desarrollo de ladrillos sostenibles, elaborados con cáñamo industrial, que sus fabricantes denominaron “Ology Bricks”.

Beneficiarios

La beneficiaria es la empresa Earth Merchant que, a su vez, forma parte de una lista de 24 compañías que han sido favorecidas con subvenciones, como parte del programa de investigación e innovación para pequeñas empresas que desarrollan los representantes de la referida agencia, quienes vieron en los bloques de cáñamo una alternativa “duradera, liviana y con carbono negativo” a los ladrillos de construcción tradicionales hechos de concreto u otros materiales, por tal razón decidieron incluirlos en el programa.


Te puede interesar: Mira para todo lo que da el cáñamo


La resistencia térmica y las propiedades mecánicas de “Ology Bricks” pueden mejorar la eficiencia energética y la calidad del aire interior de una casa o edificio, mejorando los resultados de salud de los residentes, según el anuncio de la subvención.

Interés en impacto ambiental del cáñamo

Ya la agencia había mostrado anteriormente su interés en el impacto ambiental del cáñamo. En 2019, la EPA otorgó una subvención de aproximadamente $ 12,000 dólares a un equipo de investigación dirigido por estudiantes en la Universidad de California, Riverside, para respaldar un estudio sobre el uso del cáñamo como una «fibra renovable de relevancia industrial para la construcción».


Te puede interesar: Margent Farm, una granja que aprovecha el cáñamo y cuida el ambiente


Esta vez, Earth Merchant y otras pequeñas empresas recibieron premios de la de hasta $ 100,000 durante seis meses, tiempo en el cual desarrollen la fase I, inherente a pruebas de concepto de su tecnología propuesta, luego pueden pasar al siguiente escalafón, donde optarían por subvenciones de hasta 400,000 dólares para desarrollar y comercializar la tecnología.

Árticulos relacionados

Back to top button