Actualidad

Brexit genera futuro incierto para el CBD en Reino Unido

Con las nuevas normas, hay una serie de restricciones que afectan el intercambio comercial de productos como el CBD

La decisión del Reino Unido de retirarse de la Unión Europea provoca un impacto económico y social, una situación que no es de sorprender, pues ya los analistas lo habían previsto y, en efecto, desde que entró en vigencia, incidió en varios sectores comerciales, entre ellos el del CBD.

De hecho, hace unos días reseñamos el descontento de familiares y allegados de pacientes medicados con CBD debido a las limitantes para adquirir una formulación a base de cannabis, pero esto es solo la punta del iceberg y es que entre las nuevas normas, hay una serie de restricciones que afectan el intercambio comercial.


Te puede interesar: Te puede interesar: Cambio de gobierno en EEUU atrasa regulaciones del CBD  


De acuerdo al último acuerdo comercial del Brexit, el envío, las aduanas, los aranceles y las nuevas regulaciones alimentarias son mucho más complicadas, no solo para los fabricantes de CBD del Reino Unido, sino también para los proveedores en los Estados Unidos, Europa y cualquier otro país que desee vender a clientes del Reino Unido.

Con la UE

Es de recordar que antes del Brexit, el Reino Unido disfrutó del intercambio comercial libre entre los miembros de la Unión Europea, esto fomentó el mercado del CBD, el cual se llenó de productos importados y también elaborados en la nación, donde se puede procesar casi todas las partes de la planta de cáñamo a excepción de las flores.

El crecimiento de empresas relacionadas con el CBD fue notorio, al punto que, en la actualidad, al menos 700 compañías hacen vida activa en Reino Unido para atender a una creciente demanda. Según Alphagreen, el 15% de los británicos usaron CBD en los primeros cuatro meses de 2020, y durante ese período, gastaron más de 150 millones de libras (205 millones de dólares).


Te puede interesar: Jóvenes ingleses están muy interesados en el CBD


Sin duda, un escenario favorable, pero con un futuro incierto, ya que con el Brexit las empresas del Reino Unido y sus socios internacionales tienen que lidiar con un procedimiento engorroso que incluye nuevas declaraciones de aduanas, formularios y como el CBD califica en el renglón de “alimentos novedosos” debe atravesar por tres diferentes esquemas de autorización, esto puede generar retrasos y una tensión en la cadena de suministro que provocaría costos adicionales, los cuales se reflejarían en el producto final.

En ese proceso, es posible que algunas empresas del Reino Unido pueden verse obligadas a dejar a sus proveedores de ingredientes en la Europa continental y buscar en otro lugar para evitar problemas adicionales y otras, tal vez, cierren sus puertas.

Árticulos relacionados

Back to top button